PATOLOGIAS DE LA RODILLA

Sutura de Menisco

SUTURA DE MENISCO

 

Problema: se rompen uno o los dos meniscos de manera longitudinal en la periferia de los mismos. Pueden ir acompañados de otras lesiones.

Síntomas: aparece dolor en la interlínea articular (el espacio entre la tibia y el fémur), interna o externa, acompañado frecuentemente por derrame articular, bloqueo e incluso sensación de inestabilidad.

Diagnóstico: es importante la sospecha clínica. Habitualmente solicitamos Rx (radiografía) en carga para comprobar el estado de la articulación y valorar los posibles pinzamientos articulares. El diagnóstico definitivo suele realizarse con RM (resonancia magnética).

Tratamiento: cuando tenemos un diagnóstico de certeza, en roturas longitudinales que se encuentren en la periferia del menisco, en pacientes con meniscos de buena calidad, se intentará siempre reparar el menisco afectado para evitar la artrosis de la articulación a medio-largo plazo (es conocido que los meniscos actúan como almohadillas protectoras del cartílago y estabilizadoras de la rodilla).

El Dr. Espejo Baena ha patentado un dispositivo específico para este fin (ver vídeos) y ha publicado diversos artículos sobre su técnica de reparación meniscal (1), los riesgos de dicha reparación (2) y los resultados obtenidos, incluso en pacientes con roturas crónicas (3).

Recuperación: el paciente tendrá la rodilla inmovilizada en extensión y descarga durante 2 semanas; sobre la 6ª semana podrá iniciar la actividad física en descarga (natación, bicicleta); a los 3-4 meses se inicia la carrera continua y la reincorporación plena al deporte se producirá alrededor de 6 meses después de la operación.